Ciudad del DeporteLa convivencia familiar en cuarentena

Julio 2, 20200
20200702212047-articulo-173298815xs-635x300

Consejos y Recomendaciones

Para todos el confinamiento es un desafío importante, vivamos solos o en familia, no es fácil compatibilizar nuestros roles en un solo espacio físico. Reconociendo esas diferencias y particularidades que afectan a personas que viven solas; parejas sin hijos; madres, padres o abuelos a cargo de los niños o grupos ensamblados, es posible entregar algunas recomendaciones prácticas con el fin de sobrellevar esta situación de la mejor manera posible.

“La familia es un concepto que ha ido cambiando en el tiempo, ha pasado de ser un concepto rígido a uno amplio, flexible y diverso. Podemos ver que en los últimos tiempos han ido apareciendo distintos tipos de familia y distintas configuraciones”, explica Valeria Canals, psicóloga de Clínica Alemana.

Es importante pensar en la necesidad de cada una “y comprender que cuando hablamos de familia, hablamos de muchas maneras de ser y hacer familia”.

Y en tiempos de cuarentena, el buen trato, la flexibilidad y la autorregulación son elementos fundamentales y saber que, en caso de ser necesario se debe consultar a un especialista para buscar ayuda. Estas recomendaciones son transversales, pero se pueden detectar algunas particularidades que vale la pena observar:

Familia unipersonal, compuesta por un jefe de hogar

Son las personas solteras o que a partir del divorcio y separación –que han ido aumentando–,o de la viudez viven solas. Los procesos de individualización, característicos de la modernidad también han ido generando que este tipo de familia vaya en aumento.

“Se habla de familia porque el último censo condice la palabra familia con el jefe de hogar y porque también hay algunos roles que ejercen las personas que viven solas que efectivamente tienen que ver con la familia, como el cuidado y también con proveer”, explica la especialista.

Preocupación

Ejercen diversidad de roles. Son ellos los encargados de proveerse económicamente y de ejercer el autocuidado sobre sí mismos.

En contexto de pandemia, los roles pueden estar imposibilitados, ya sea por la situación económica o porque se pueden enfermar. Esto facilita el aumento de sentimientos de soledad y de angustia.

Recomendación

Favorecer red de apoyo con plataformas online. “A través de esta vía se puede ir generando un mayor contacto que, si bien no va a ser presencial, ayuda a mantenerse en relación con los demás”, aconseja la psicóloga.

Mantener una estructura de horario.

Tener metas cotidianas, “que nos puedan permitir desconectarnos y conectarnos con cosas más placenteras”

Pedir ayuda y hacer ver la importancia del contacto social.

Prácticas de regulación emocional y buscar actividades placenteras. Deporte o actividades como leer, también van ayudando a poder desconectarse.

Familia monoparental, una jefatura de hogar y sus hijos

Están compuestas en un 85% por mujeres como jefas de hogar y su aumento se debe al incremento en la tasa de divorcio y de separación. También, por la muerte de algún progenitor, por madres y padre solteros.

Preocupación

En su mayoría provienen de una separación o un divorcio, de un quiebre conyugal anterior. Muchas se constituyen desde una situación de duelo: perder la cotidianeidad de estar con uno de los padres y, en el caso de los adultos, por el quiebre de la pareja.

Mayor esfuerzo por mantener una coparentalidad armónica. En pandemia los papás que no están juntos tiene que hacer un mayor esfuerzo, debido a adaptaciones y cambios de rutina.

Susceptibles a un mayor estrés. Carecen del cuidado cotidiano del otro cónyuge. El progenitor que está con los niños va a sentir una mayor sobrecarga.

Niños triangulados o parentalizados por conflictos no resueltos de la ex pareja. En ocasiones, los padres se comunican a través de los hijos, lo que les afecta de forma negativa.

Recomendación

Aclarar que lo que se ha finiquitado es la relación conyugal y no la relación parental. La especialista lo ejemplifica: “Hay que pensar la familia como una orquesta, donde si bien va a ver que distribuir los instrumentos de manera diferente, la orquesta puede seguir tocando igual”.

Evitar que los niños sean testigo de los conflictos entre los padres.

Facilitar e incentivar un canal para que los hijos se mantengan en contacto con el progenitor no presente.

Flexibilidad en los roles. “Sobre todo en tiempos de Covid-19 aparece como algo vital, en términos de que si un padre o una madre se enferman vamos a necesitar de la flexibilidad del otro”, explica

Permeabilidad, dejarse apoyar. Pedir ayuda: que el entorno cercano sepa cuando hay una familia monoparental que está más necesitada.

Intentar la autorregulación para poder calmar a los hijos. “Esto es vital. En la medida que nos podemos calmar a nosotros mismos, podemos calmar bastante más al sistema familiar y vincularnos, ojalá siempre, a través de un buen trato”, enfatiza.

Familia ensamblada

En la cual uno o ambos miembros de la actual pareja tiene uno a varios hijos de uniones anteriores. También pueden ser segundas parejas de viudos y viudas, como de divorciados o madres y padres solteros.

Preocupación

Se conforman luego de un quiebre o luego de la viudez, situación dolorosa para los miembros.

Tienden a seguir un modelo de familia nuclear. “Intentan seguir esta configuración familiar más tradicional de madre, hijos y padre, pero uniendo dos familias que tal vez no se conocían y no habían tenido nunca un contacto, lo que complejiza bastante la situación”.

Las relaciones padres/hijos preceden a la pareja. “Para la nueva pareja, de alguna manera, implica tener que tolerar que para su pareja actual siempre van a ser primero los hijos. Mientras se acepte esta situación más probabilidades de éxito hay en este tipo de familias”.

Los ciclos vitales, individuales, maritales y familiares pueden ser incongruentes. Por ejemplo, una madre con hijos pequeños que se ensambla o reconstituye con un hombre que tiene hijos adolescentes.

Dificultades de lealtad. Los hijos pueden sentirse culpables de comenzar a sentir afecto por el padrastro o madrastra.

Hay una madre o padre presente en el mundo emocional de los hijos y eso es complejo para la nueva pareja.

Malos tratos en tiempos de Covid. La convivencia de muchas horas al día es un estrés importante.

Recomendación

Tiempo para consolidar la pareja sin incluir a los hijos de forma rápida o impulsiva.

Redefinir las nuevas normas familiares. Que la pareja se dé tiempo, piense y se alinee en cuáles serán las normas y los roles.

Establecer un buen trato, sin descalificaciones, ni colusiones entre miembros de la familia.

Tolerar que hijastros tienen una historia de la que no se es parte.

Su éxito radica en comprender que es un proceso que requiere tiempo para consolidarse.

Bajar las expectativas de que padrastros e hijastros tengan que llegar a quererse, valorar que haya respeto.

Inicialmente, padrastros en un rol de mayor observación y luego, con tiempo, avanzar a un rol parental

Fuente www.clinicaalemana.cl

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CASA DEL DEPORTE

Sitio Oficial de la Ciudad del Deporte Viña del Mar, acá podrás encontrar toda la información referente a las actividades deportivas que se realizan en Viña del Mar

SUSCRIBETE AHORA

Suscribete y mantente actualizado con todas las actividades deportivas y recreativas que la Ciudad del Deporte tiene para tí.

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/casadeld/public_html/wp-includes/functions.php on line 4673

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/casadeld/public_html/wp-includes/functions.php on line 4673

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (1) in /home/casadeld/public_html/wp-content/plugins/really-simple-ssl/class-mixed-content-fixer.php on line 111